Campaña a favor del Cementerio musulmán en Extremadura

Badajoz, 20 de febrero 2017,islamedia

 Nota de Prensa

Desde más de 17 años, y la comunidad musulmana en Extremadura reclama un cementerio musulmán para el enterramiento según el rito islámico que se caracteriza por hacerse directamente sobre la tierra, sin utilizar nichos ni ataúdes.

Actualmente cerca de 20.000 musulmanes, en su mayoría son de nacionalidad española, no tienen un lugar donde ser enterrados, ya que Extremadura es una de las pocas comunidades autónomas que carece de un cementerio musulmán.

Según el Observatorio del Pluralismo Religioso en España hay 27 cementerios musulmanes, se crearon por el convenio firmado entre el Estado español y  la comisión islámica de España (Ley 26/1992, B.O.E. de 12 de noviembre). «Se reconoce a las comunidades islámicas, pertenecientes a la comisión islámica de España el derecho a la concesión de parcelas reservadas para el enterramiento islámico en los cementerios municipales, así como el derecho a poseer cementerios islámicos propios. Se adoptarán las medidas oportunas para la observancia de las reglas tradicionales islámicas, relativas a inhumaciones, sepulturas y ritos funerarios que se realizarán con la intervención de la Comunidad Islámica Local».

Los musulmanes extremeños tenemos el legitimo derecho de ser enterrados en la tierra donde vivimos y convivimos, somos una parte de la sociedad con una nueva generación musulmana que sólo conoce esta tierra dónde han nacido.

No podemos seguir  repatriando nuestros muertos a otros países, y mantener los altos costos que puede ascender a 4.000 Euros.

La Unión de Comunidades Islámicas, en representación de la comunidad musulmana en Extremadura hace un llamamiento a los distintos responsables políticos de nuestra región, para buscar una solución urgente a este importante tema que está dejando a los musulmanes extremeños en una desigualdad social.

ADEL NAJJAR MOHAMED

presidente de la

Unión de Comunidades Islámicas de Extremadura

 

La Comisión Comunitaria de Salud de la Zona de “El Progreso” se suma a la petición reiterada por la comunidad musulmana, compuesta por 20.000 personas en Extremadura

La comunidad islámica en Extremadura, compuesta por 20.000 personas, lleva reclamando a las instituciones públicas un cementerio musulmán desde hace 17 años. La petición ha sido reiterada recientemente por la Unión de Comunidades Islámicas y a ella se ha sumado la Comisión Comunitaria de Salud de la Zona “El Progreso” de Badajoz, donde se ubica la Mezquita de la ciudad. En la capital pacense son cerca de 2.000 las personas practicantes de esta religión.

Gloria González, miembro de la Comisión, ha denunciado en “Hoy por Hoy Badajoz” esta situación al resultarles “muy injusto que haya personas que por sus creencias religiosas, completamente respetables, no puedan enterrar a sus muertos en la ciudad donde residen porque no tienen un cementerio que cumpla con los requisitos de su rito, o una parcela en el cementerio municipal”.

De hecho, la comunidad islámica en Extremadura debe trasladar sus difuntos a bien a su país de origen u a otras comunidades autónomas para darles sepultura, algo que puede llegar a costar hasta 4.000 euros, según indican desde la Unión de Comunidades Islámicas.

La Comisión Comunitaria de Salud de la Zona “El Progreso” de Badajoz se suma así a esta reivindicación, y pide a las administraciones local y autonómica que den una respuesta a esta demanda. La Comisión está conformada por los centros Nuestra Señora de Fátima, Santa Engracia, la Asunción y San José, las asociaciones del Gurugú, Santa Engracia y El Progreso, el centro de salud, o las parroquias de la Asunción, Santa Engracia y San Fernando, entre otros.

El colectivo musulmán en Extremadura en su mayoría es ya de nacionalidad española. Por medio de un comunicado hacía un llamamiento recientemente a los distintos responsables políticos para buscar una solución "urgente" a esta situación ya que se "está dejando a los musulmanes extremeños en una desigualdad social". Reclaman su "legítimo derecho" de ser enterrados en la tierra donde viven y conviven, ya que son “una parte de la sociedad con una nueva generación musulmana que sólo conoce esta tierra dónde han nacido".

Fecha: 
Domingo, 26 Marzo, 2017 - 13:45