Campamento Juvenil de Jarandilla de la Vera

Jarandilla de la Vera ( Cáceres) - 1/9/2020 - islamedia

El último fin de semana de agosto, en el municipio de Jarandilla de la Vera, los jóvenes musulmanes españoles se reunieron en el Primer Congreso Nacional organizado por la Comisión Islámica de España (CIE) en colaboración con la Asociación de Jóvenes Musulmanes Españoles (AJMES). Este encuentro tenía como objetivo, por un lado, formar a los jóvenes sobre la realidad de las dimensiones legales y administrativas de las distintas instituciones islámicas de nuestro país y hacer un repaso exhaustivo de la efectividad de la libertad religiosa en España, y por otro, poner en contacto a los jóvenes de las distintas comunidades entre sí.

Para tratar el eje jurídico-legal, se ha contado con la presencia del Dr. Jaime Rossell, catedrático en la facultad de derecho en la Universidad de Extremadura, y el Dr. Ricardo García, catedrático en la facultad de derecho de la Universidad Autónoma de Madrid. Los dos ponentes introdujeron el marco constitucional de la libertad religiosa junto con la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa. Además, se analizó la ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la CIE y, de forma superficial, los estatutos de esta última.

En su intervención, el Dr. Jaime Rossell manifestó su satisfacción ya que en sus palabras “nunca habíamos tenido la oportunidad de estar en un seminario organizado por la CIE en la que los participantes fueran jóvenes”

“nunca habíamos tenido la oportunidad de estar en un seminario organizado por la CIE en la que los participantes fueran jóvenes”

Gracias a este encuentro, los jóvenes han aprendido que existe un ordenamiento jurídico en España que garantiza su derecho a la libertad religiosa, ideológica y de culto, y, por lo tanto, cuando solicitan que la alimentación sea halal, que se impartan clases de religión en los colegios o que se respete la celebración de una festividad religiosa saben que no están pidiendo un privilegio ni un favor, sino que están requiriendo algo a lo que tienen derecho como ciudadanos españoles. Y de esta manera, está reconocido en la Constitución Española, en el Acuerdo del 92 y, en definitiva, en la Ley Orgánica.

Análogamente, se les ha definido a los jóvenes la CIE, como un órgano interlocutor entre la comunidad musulmana de España y el Estado para, en palabras de su presidente, “empujar, remover, reclamar los derechos que estén reflejados en el Acuerdo del 92”. De este modo, la CIE tiene un cometido administrativo y todo lo que incumbe al islam, enseñanza y educación corresponde a cargo de las mezquitas o comunidades. Además, se ha mencionado que la Comisión Islámica de España no representa a todos los musulmanes, sino a aquellas comunidades que se encuentran dentro de las federaciones que están bajo el paraguas de la CIE.

El Dr. Aiman, presidente de la CIE, ha querido recalcar que “los derechos no se dan ni se regalan, los derechos se cogen, se toman y se practican, ya que, si no crecemos y estamos capacitados y a la altura de ejercer esos derechos, de poco nos sirven”. En este sentido, el presidente, ha comentado que el Acuerdo del 92 fue una declaración de intenciones, pues desde el mencionado acuerdo hasta los últimos años, no se han logrado grandes alcances, ya que, en realidad, era una intención y hasta que la comunidad no ha estado preparada y a la altura no ha podido recibir los derechos de los que actualmente goza.

“los derechos no se dan ni se regalan, los derechos se cogen, se toman y se practican, ya que, si no crecemos y estamos capacitados y a la altura de ejercer esos derechos, de poco nos sirven”.

Por otra parte, los jóvenes han podido interactuar directamente con el presidente de la CIE para tratar la relación y próximos retos que debe afrontar la nueva generación de musulmanes en lo referente a la da’wa y a la gestión de las comunidades musulmanas.

En el coloquio que han tenido los jóvenes con su presidente, se ha puesto de manifiesto el descontento de éstos con respecto a sus comunidades. Críticas como, la falta de formación y comunicación con los jóvenes, la necesidad de unidad entre las comunidades y el desinterés de los jóvenes, han estado presentes.

Para hacer frente a esta situación, se ha hablado de unos elementos de juicio para emprender los pasos hacia las soluciones. Como primer paso el Dr. Aiman ha comentado que “es importante empezar a trabajar, no teorizar, ni planificar, sino empezar a trabajar en la comunidad en la que cada joven está y apoyar a los dirigentes que están. Ese es el camino para empezar, la práctica. Sobre la marcha se planifica, se resuelve, se hace. Si no hacemos nada, no avanzamos. Ustedes son el hilo de hoy, mañana serán el tejido. Elijan qué vestido van a vestir”.

Asimilado que no existen soluciones, sino que éstas se hacen, los jóvenes junto con el Dr. Aiman han propuesto actividades culturales y sociales que pudieran conducir a la comunidad a estar más cerca los unos de los otros.

Por último, también se ha hecho hincapié en la importancia de la hermandad, de que los jóvenes se conozcan entre sí pues, según el presidente de la CIE “uno por sí mismo es muy poca cosa, sin embargo, con sus hermanos es mucho más”. Con este fin el programa del congreso contó con distintas exposiciones realizadas por los propios asistentes, en las que se han dado a conocer las comunidades culturales y religiosas más importantes en el territorio nacional, mostrando sus labores y aportaciones a la comunidad en los ámbitos religioso, económico, cultural y social.

“uno por sí mismo es muy poca cosa, sin embargo, con sus hermanos es mucho más"