El centro que expulsó a una alumna por el hiyab rectifica

Lleida ,25/01/2020, segre.com

Afirma que revisará su normativa “para garantizar la no discriminación” || La UdL confía en que no se vuelva a repetir

La Fundació Sanitària Sant Josep de Igualada, el centro que expulsó a una a alumna de cuarto curso de Enfermería del campus de la Universitat de Lleida (UdL) en la capital de la Anoia de las prácticas por no quitarse el hiyab, ha anunciado que revisará su normativa para garantizar la no discriminación. Desde la UdL, que se reunió ayer con los responsables del centro, celebraron “el entendimiento” de un incidente “que ha permitido poner de manifiesto el problema y al mismo tiempo abre la vía para evitar que se repita en el futuro” , señaló a través de un comunicado.

Desde la fundación atribuyen la expulsión de la joven a que la normativa del centro apunta que “con el objetivo de promover el régimen de neutralidad y uniformidad, que queremos fomentar con la relación para nuestros pacientes, el personal deberá evitar el uso de signos visibles de cualquier convicción política, deportiva, religiosa o filosófica en el lugar de trabajo”.

“Para promover la neutralidad, el personal deberá evitar signos políticos o religiosos”

Sin embargo, después de lo sucedido, anunciaron que con el objetivo de cumplir la legislación actual, actualizarán su reglamento interno para garantizar que se cumplan las condiciones de higiene necesarias, sin prohibir el derecho al ejercicio de la libertad religiosa y así garantizar la no discriminación y la defensa y protección de los derechos y las libertades fundamentales.

Cuando la UdL tuvo conocimiento de esta situación, “manifestó a las partes y también públicamente en las redes sociales su apoyo a la alumna, dado que, efectivamente, el uso de esta prenda de vestir forma parte de sus derechos y que, en todo caso, los requerimientos exigibles para la ropa de trabajo no debían contradecirlos, sino ceñirse a hacerla compatible con las tareas encomendadas”.

A partir de ahora, la UdL incluirá en los convenios de prácticas con centros y empresas una cláusula para evitar cualquier discriminación, como ya avanzó este diario.

Cuando la alumna fue expulsada, la UdL le asignó otro centro y entonces denunció el caso.