Musulmanes ofrecen su colaboración al nuevo Gobierno y protestantes le piden que "coopere" con las confesiones

MADRID,30 de abril de 2019,(EUROPA PRESS)

La Comisión Islámica cree que en el futuro algún musulmán ocupará un escaño

La Comisión Islámica de España (CIE) ha ofrecido su colaboración al nuevo Gobierno tras las elecciones generales del pasado domingo que dieron la victoria al PSOE, mientras los protestantes consideran que los ciudadanos han valorado "la moderación" y piden al nuevo Ejecutivo que "coopere" con las confesiones.

El presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, ha informado a Europa Press de que va a enviar una carta a Pedro Sánchez para felicitarle por el resultado electoral, y para desearle "aciertos en todos sus trabajos" y ofrecerle su colaboración.

"Respetamos los resultados de las urnas, que son reflejo de la voluntad del pueblo español. Siempre los hemos aceptado y hemos colaborado con todos los componentes del Parlamento", ha subrayado Tatary.

Además, el presidente de la Comisión Islámica de España se muestra convencido de que en el futuro próximo "uno o dos musulmanes" ocuparán escaños en el Parlamento español. Precisamente, en estas elecciones, el partido Coalición por Melilla, liderado por Mustafa Aberchán, estuvo a punto de arrebatarle al PP el diputado.

Por otro lado, desde la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) han valorado "positivamente" la alta participación de los ciudadanos, creen que los ciudadanos "han valorado mayoritariamente la moderación" y aseguran no sentirse "amenazados" por el resultado electoral ni "tampoco más protegidos".

"Los derechos de los protestantes son los derechos de las minorías religiosas y están protegidos por la Constitución, las Leyes, y por el respeto democrático a la libertad, la igualdad y los derechos humanos. No los sentimos amenazados por este resultado electoral, ni tampoco más protegidos de lo que estaban antes", ha subrayado.

No obstante, a los protestantes les preocupa "cierto discurso laicista excluyente que va calando en algunos sectores de la sociedad y que pudiera afectar las relaciones del Estado con las confesiones religiosas, especialmente con las minoritarias". Por ello, piden al nuevo Gobierno que trabaje por "construir una relación positiva y de cooperación con las confesiones religiosas".

También le sugieren que reciba el mensaje del electorado, que "quiere moderación en los discursos y en la acción política" y que, en consecuencia, "trabaje durante la próxima legislatura con humildad y talante constructivo, buscando los más amplios consensos posibles para la resolución de los conflictos y la atención de los grandes desafíos económicos, sociales y humanitarios, en España y en Europa, prestando especial atención a los colectivos más vulnerables".